miércoles, 13 de septiembre de 2017

Ya no resuenan las campanas...

La torpeza carece de anuncios... Lo que un día juzgamos imposible es hoy actualidad... De donde se sigue que lo imposible es "posible" también en un cierto orden o desorden de cosas.
 Parece que la ignorancia y la bobería se adueñan de la sociedad y, desde luego, del mundo todo, abriendo el paso no sólo a lo "imposible" sino a aquello que daña a los propios y extraños.
Recordemos aquella expresión de un capítulo de la historia religiosa, de un santo fundador... "prefiero topar en el claustro con el diablo en persona antes que con un monje ignorante..."
¡¡Estudia y medita, no pierdas el tiempo y la vida en baratijas!! Levanta tu corazón al cielo... No se te pedirá cuenta de lo que no te ha sido dado.

Alberto E. Justo


sábado, 9 de septiembre de 2017

permanece aquí mismo y nunca desesperes

En las horas más sombrías brilla una luz... Escondida, desde luego, pero presente, que dispersa las tinieblas, en la oculta esfera de cada día.
Hoy mismo la descubrimos, recibiéndola, jamás rechazándola. Porque las jornadas que se suceden aparecen tal vez como engañosas... ¿Por qué?
No hemos de olvidar que nuestra atención se desvía hacia lo perecedero, que -en efecto- damos importancia excesiva a lo que no la tiene, confiando en lo que mañana no ha de estar...
Volvamos sin cesar al pesebre de nuestra cuna, en el silencio y la soledad del corazón. Admitamos que olvidamos el camino o que chocamos con nosotros mismos y nos enredamos en proyectos y mareas.
¡La Mirada del Señor! Sin duda alguna Él vela por nosotros. Sus Ojos están en nuestras entrañas... Que Su Luz Infinita nos alumbre siempre.

Alberto E. Justo


viernes, 8 de septiembre de 2017

perseverar en el camino

Aunque todo se deteriore y pierda color. No hemos de aguardar no sé cuáles reconocimientos. El camino es éste y eso nos basta... Mañana o pasado mañana serán, tal vez, jornadas diferentes. Pero no añadirán nada a lo que ya sabemos.
No se trata de constataciones pesimistas, al contrario: se trata de valorar lo que tenemos hoy entre manos.
No hay "colores" suficientes. Ahora descubrimos una suerte de espacio nuevo, de tiempo redimido... y nos damos cuenta de que es nuestro camino.
Sigamos, pues, con confianza y sin temor. Dios está aquí.

Alberto E. Justo


jueves, 7 de septiembre de 2017

Una vez más ¿respuestas?

Sólo la Palabra en el silencio responde lo que no es posible traducir. La vida responde pero no con "interpretaciones". La "vida" es silencio. Es Misterio insondable, lleno de promesas. 
El Señor brinda sus respuestas en la plegaria que no cesa, que vuelve, incesantemente, que renace y torna a renacer.
Refúgiate y ocúltate en Él. Huye de vanidades y cacofonías. Espera en Él y reposa en Su Paz.

Alberto E. Justo


Esa luz... está lejos

Buscas, con razón, "aquello" que está siempre, tu vida misma, 
 "aquello"que está en tí... ¿O lo que en verdad eres?
¡Misterio grande, éste de todos los días! Lo cierto es que buscamos adónde huir en este o de este mundo. Me pregunto ahora ¿es necesario huir a  "alguna" parte? ¡Sabes ya dónde te encuentras! ¿Quieres escapar de tu bien?
¡No busques tan lejos!

Alberto E. Justo


miércoles, 6 de septiembre de 2017

¿Para qué estoy yo aquí?

Pues... para nada. ¿Creías que vales algo para algo? ¡Qué pretensiones por aquí y por allá! De distinta índole todas.  Y me preguntaba: -¿para qué cosa sirvo? Nada me preguntan, nadie quiere que enseñe nada, ni aprender nada... ¿Entonces, qué pasa? ¿No estoy en "mi" lugar? 
No hay "lugares"... Tal vez no hay lugares vacíos... Pero nadie enseña nada, efectivamente, en "lugares"...
¿Qué es esto? ¿No sabías que se enseña en silencio? Nunca sabrás lo que das, así como es difícil saber lo que recibes.¡Enseñar en silencio! ¡Intensidad escondida y realidad fecunda que no se mide ni se explica, que no necesita de la lógica humana, ni de los cálculos antojadizos de este mundo ni de ningún otro!
Así, pues, ¡calla!, medita y busca a solo Dios. ¡No pretendas disfrazarlo ni te escondas en imágenes engañosas! Aprende tú mismo la lección del silencio, huye al Desierto y reposa tu corazón en el Corazón de Dios.

Alberto E. Justo


martes, 5 de septiembre de 2017

cómo brota la oración

Podremos hacer mil intentos de explicar lo inexplicable... Sin embargo hay algo que todo lo trasciende: "orar, de verdad, es siempre "más allá" o, tal vez, más aquí. Creemos demasiado  en fórmulas y maneras, pero el gran secreto es que hemos de trascender todas y todo.
Deja que el Espíritu mismo sea el orante, tu orante. Vive del Espíritu y en el Espíritu... ¡Asómbrate por fin! El Espíritu está en ti... Tú eres, "piedrecita Blanca", que sólo conoces Tú.

Alberto E. Justo